La Dirección General de la Marina Mercante está preparando otra reforma de las títulaciones Náuticas de Recreo a pesar de que la última entró en vigor en 2009. Como siempre, esta anunciada reforma no satisface a casi nadie y menos lo hará, si es que llega a entrar en vigor, a quienes pretendan sacarse un carnet para navegar ya que aunque en el proyecto que se está discutiendo se contempla una ligera simplificación de los contenidos teóricos las horas de las prácticas oficiales sufrirían un muy considerable aumento, con lo que el precio también se multiplicará proporcionalmente. Desde luego, encarecer notablemente un requisito obligatorio como este no parece la mejor medida para promocionar la náutica, con la que está cayendo.

Aquí va el escrito de alegaciones a este proyecto que ha presentado la APAEN (Asociación Profesional de Academias y Escuelas Náuticas):

ALEGACIONES DE LA APAEN A LA PROPUESTA DE ORDEN FOM XX/YY POR LA QUE SE REGULAN LAS TITULACIONES NÁUTICAS PARA EL GOBIERNO DE LAS EMBARCACIONES DE RECREO

La APEN considera que la modificación completa en el año 2013 de una norma que entró en vigor en enero del 2009, es poco adecuada, ya que genera pérdidas y deseconomías a escuelas, autores y editores de libros, por un lado y por otro evita la consolidación de los conocimientos náuticos de los titulados y futuros titulados de la náutica de recreo y consecuentemente va a constituir un freno para el desarrollo de la náutica de recreo, con la consecuente disminución de la capacidad de generar empleo del sector.

En la exposición de motivos no encontramos justificación suficiente para esta nueva norma y después de su lectura consideramos que los cambios que se acometen no corrigen los defectos de la antiguan normativa que se pretenden mejorar si no que van en la dirección opuesta. El ejemplo más claro lo tenemos en los incrementos de la atribuciones de los títulos reduciendo las exigencias de conocimientos teóricos a evaluar lo que supone, a nuestro parecer, una merma en los principios de seguridad.

La nueva normativa perjudica de forma general a todos los usuarios y profesionales de la náutica de recreo, a las escuelas de formación de todo el territorio nacional y especialmente a las de las comunidades que no han asumido las competencias en materia de enseñanzas náuticas.

La redacción de la Normativa es difícil y confusa, dejando asuntos importantes sin definir y otros sujetos a un encorsetamiento excesivo que no beneficia ni al alumno ni a los formadores.

Caso de que se mantenga la intención de seguir adelante con el cambio, la Asociación Profesional de Academias y Escuelas Náuticas (APAEN) quiere hacer constar su desacuerdo en los siguientes puntos:

1. Artículo 9 Atribuciones básicas de los títulos. Consideramos que la eslora del PER se debería mantener tal y como esta haciéndolo coherente con las zonas de navegación, pero en caso de modificación de la atribución de la eslora de gobierno incrementarla sólo hasta los 15 metros y no hasta los 24 metros que propone la norma, por seguridad y nivel de conocimientos teóricos que se exigen para este título.

2. Artículo 11 Exenciones. Consideramos que las embarcaciones de 4 metros de eslora deben quedar circunscritas a la zona 7 ya que por sus característicasde estas embarcaciones y la no exigencia de conocimientos exigidos a los usuarios suponen un grave riesgo a la seguridad de la vida humana en la mar.

3. Artículo 10 Atribuciones complementarias. No nos parece razonable que se aumente las atribuciones de los títulos y se reduzcan sensiblemente los conocimientos teóricos exigidos. Preferimos que se mantengan las atribuciones y el modelo de formación actual con algún ajuste en los temarios como ya informamos por escrito presentado en la DGMM.

4. Artículo 12 Certificados expedidos por las federaciones de vela y motonáutica, así como por las escuelas náuticas de recreo. Consideramos que no se puede poner en el mismo plano de igualdad a las Federaciones y a las Escuelas por tratarse de un claro caso de competencia desleal ya que las Federaciones cuentan con subvenciones públicas. Sus modelos formativos orientados a la práctica deportiva tienen objetivos diametralmente distintos a los de la náutica de recreo regulados por la DGMM.
Los patrones con certificado deberían quedar limitados a la zona 6. De esta manera se diferencian de las “exención”, gracias a sus conocimientos y embarcaciones de mayor porte, pero a la vez tienen que ser menores que las atribuciones de los titulados PNB.
En el punto 7 de este artículo se debe matizar que las federaciones de vela podrán expedir certificados para la navegación en “vela ligera de competición”, ya que de otra manera estaría invadiendo otras competencias que no les corresponden.

5. Artículo 14 Reconocimiento Médico. Consideramos que el Reconocimiento Médico hecho en una comunidad autónoma debe tener validez en todas.

6. Artículo 15 Convocatoria de las pruebas teóricas. Por la misma razón expuesta en el art. 12 consideramos que las Federaciones no deben estar autorizadas a efectuar exámenes de Certificado y PNB.

7. Artículo 16 Prácticas y cursos de formación. Por la misma razón expuesta en contra del artículo 12, competencia desleal, consideramos que las Federaciones no deben estar autorizadas a realizar prácticas ni cursos de formación.
Consideramos que las prácticas en pantanos tiene la misma validez educativa que las que se hacen en aguas marítimas por lo que creemos que deben seguir estando autorizadas, incluidas las prácticas de vela.
Consideramos que el director y el instructor pueden ser la misma persona como viene siendo ahora, ya que la doble firma del certificado no es garantía de calidad y perjudica gravemente a las microempresas y emprendedoresdificultando la creación de puestos de trabajo. Solicitamos que se suprima este apartado o la doble firma en los certificados.
Por el escaso número de alumnos para las prácticas de Capitán de Yate se considera que se deben permitir grupos mixtos de Capitán de Yate y de Patrón de Yate.

8. Artículo 17 Expedición de títulos. Consideramos que la expedición de títulos en la administración donde se hayan efectuado las prácticas de seguridad y navegación es un grave perjuicio para alumnos y escuelas de Madrid y una clara situación de agravio con respectoa los del litoral.Con lo que solicitamos que se sigan expidiendo en el lugar donde se aprueba el examen teórico.

9. Artículo 22 Escuelas situadas en Comunidades Autónomas que no han asumido competencias en materia de enseñanza náutico-deportivas. Consideramos que se debe añadir que las escuelas de náutica de recreo actualmente autorizadas a impartir enseñanzas teóricas, subcontratando las prácticas a otras escuela autorizadas, podrán seguir actuando de igual manera.

10. Artículo 23 Requisitos de titulación del personal de las escuelas náuticas de recreo. Faltaría decir que esta exigencia es para todos los centros que impartan enseñanza náutica. Concretar cuáles de los diferentes cuerpos de oficiales de la Armada están autorizados a impartir formación.
Así mismo en la formación de los Técnico Deportivo en vela con aparejo fijo o Técnico Deportivo Superior en vela con aparejo fijo reglamentada en los los Reales Decretos 935/2010 y el 936/2010 estos titulados no tocanvarias partes que aparecen detalladas en los contenidos desarrollados en el ANEXO V, con lo cual no deberían poder impartir esta práctica.

11. Artículo 26. Consideramos que los buques de prácticas deben estar matriculados en la lista 6ª y así debe quedar reflejado.

12. Disposición adicional octava. La redacción especialmente confusa no deja claro cuáles son las situaciones derivadas y cual es la Orden de referencia en cada caso. Consideramos que el plazo para aprobar todas las asignaturas de aquellos que se han examinado con la Orden FOM 3200 debe ampliarse a 24 meses en ves de 6 meses.

13. Disposición final cuarta. La entrada en vigor una vez aprobada la Orden debería ser inmediata puesto que los alumnos no querrán examinarse con el temario ni las condiciones anteriores por éstas más exigentes que las que se proponen.

14. Anexo II Realización y temario de las pruebas teóricas.
Certificado de Navegación y PNB: se deberían añadir más preguntas en reglas de gobierno y que sean eliminatorias.
PER: sigue siendo el Títulomás importante y el nivel de formación teórica se debe mantener en un nivel que sea garantía de seguridad para la navegación, por eso consideramos que el se debe mantener navegación con viento y con corriente, conocimientos básicos de propulsión,energía y consumo de combustible. Hay que clarificar cómo y dónde se quiere preguntar el calculo de mareas.
PTY: mantener en el temario propulsión y electricidad y consumos.

15. Anexo III Prácticas reglamentarias básicas de seguridad y navegación. Consideramos que se ha hecho un excesivo encorsetamiento de las actividades a realizar en las prácticas, es mejor hacer la relación de objetivos a cumplir y dejar a los formadores la suficiente flexibilidad para su ejecución.

16. Anexo IV Cursos de formación de radio operador. Consideramos que los cursos están sobredimensionados y que el de nivel de exigencia para PER debe ser el de radio-operador.

17. Disposición Adicional Séptima. Las autorizaciones federativas tienen un plazo de 24 meses para convertirse en Certificados de Navegación realizando las prácticas de dicho certificado.

18. Disposición Adicional Novena. Los títulos de Capitán de Yate obtenidos con normativas anteriores a esta orden se mantendrán en vigor indefinidamente conservando sus atribuciones originales.

Manuel Bazán
Presidente de la A.P.A.E.N.

Compartir en